home file-text envelop calendar bubbles user search cog rocket fire heart circle-right circle-left google-plus facebook whatsapp twitter rss youtube

Reseña Anime [Retro]: Maison Ikkoku

Maison_Ikkoku3

Maison Ikkoku es un manga hecho por Rumiko Takahashi, una obra que empezó a ser creada paralelamente mientras que aún seguía dando vida a Urusei Yatsura. Fue en 1980 cuando comenzó su publicación por medio de Big Comic Spirits, dejando de lado a la Shōnen Sunday, revista que ha albergado la gran mayoría de sus grandes obras.

Posteriormente en 1987 culmino su historia. Durante esos 7 años, su obra impresa recopilo 15 tomos, mismos que lograron alcanzar un considerable éxito para que así se diera luz verde a su anime el cual está compuesto de 96 capítulos, 2 ovas, 1 película. Además de 2 live-action.
Aquí encontramos un peculiar experimento por parte de la autora, si bien ha mostrado un gran ingenio para crear comedias románticas como Ranma ½ y Urusei Yatsura sin tantas complejidades.

En Maison Ikkoku crea un magnifico slice of life que se desprende por completo de cualquier obra suya creada. Su trama es mucho más elaborada con personajes complejos y cercanos a la realidad. No encontraremos mundos extravagantes, místicos ni fantásticos, algo que generalmente es una constante cuando se habla de Rumiko Takahashi.
Maison_Ikkoku
En esta brillante y memorable creación, seguimos la historia de amor de Godai Yusaku, un joven universitario sin muchas aspiraciones y Kyoko Otonashi, su casera la cual a muy temprana edad quedo viuda, en conjunto también existen otros personajes que residen dentro de la Maison los cuales se encargan de hacer un infierno la vida del personaje masculino principal.

La historia comienza con un Godai intentando ingresar a la universidad para comenzar una nueva etapa en su vida, desafortunadamente entre lo atolondrado que suele ser, es una meta que se ha venido prolongado, si se considera a los vecinos con los que convive, los cuales entre fiestas y carillas hacen que el pobre joven permanezca estancado y frustrado, esto hará que en varias ocasiones este tentado a dejar el lugar.

Simultáneamente se introduce la participación de la nueva casera que estará a cargo de la residencia donde viven dichos personajes evitando así que el joven Godai deje su hogar, desde el primer momento quedara enamorado en ella.

MaisonIkkoku02
Con este planteamiento inicial comienza esta aventura exponiendo la comedia (algo que se ve reflejado en la miseria del personaje y traspasarlo en situaciones hilarantes) y el romance (el poder alcanzar de alguna forma el amor platónico que se crea en Godai con su nueva casera) como ejes para guiar la  trama, conforme más evolucione la historia, el drama se integra brindando un melodrama en toda la extensión de la palabra.

Definiendo más los perfiles de los protagonistas, el actor principal masculino es Godai Yusaku un joven el cual vive con una lista de fracasos en su corta vida. Siempre se muestra optimista ante las situaciones y trata de salir adelante por medio del trabajo y esfuerzo continuo. De alguna forma, los malentendidos lo persiguen producto de su grandiosa habilidad por no poder comunicarse de forma correcta. Desde el primer momento queda enamorado de su nueva casera. Tratara de mejorar su relación con ella y llevarla más allá de lo estrictamente formal.
Maison_Ikkoku1
Por contraparte, Kyoko Otonashi, es el personaje femenino principal. Ella queda a cargo de la Maison Ikkoku una vez que solicito el puesto al padre de su difunto esposo. Contrajo votos matrimoniales a muy temprana edad, sin embargo, su nueva vida de casada dura unos instantes pues su marido fallece a causa de un accidente. Completamente destrozada, ella empieza blindar su corazón hasta el punto de impedirse amar a otro hombre por temer llegar a olvidar el recuerdo de su marido. Su carácter es dócil y no suele decir lo que piensa ni muestra lo que siente, más adelante, empieza a interesarse poco a poco en Godai lo que la vuelve un poco más abierta con sus sentimientos, mismos que hacen que se vuelva inestable emocionalmente por no saber lidiar con sus nuevos y antiguos recuerdos y cómo reaccionar con ellos.

En la residencia donde viven ellos, existen otros inquilinos con personalidades de lo más excéntricas; una mujer de edad media, Ichinose Hanae, con hijo y marido, los cuales viven con ella. La mayor parte de su tiempo se la pasa bebiendo entre fiestas que suelen surgir de la nada dentro de la Maison día a día, su otro pasatiempo es estar en la pacotilla tratando de enterarse del chisme de novedad.

Akemi Roppongi, una chica de cabellos rojos y cuerpo exuberante (su diseño claramente inspirara en el futuro a la contraparte femenina de Ranma, personaje de la siguiente obra de Rumiko Takahashi después de esta). Ella es inhibida, alcohólica y sin sentido común de lo que le rodea.

lxj9Kjl
Por ultimo esta Yotsuya, el enigmático personaje de la serie. Probablemente es el que más se aprovecha de lo ingenuo que suele ser Godai buscando siempre sacar ventaja de las desgracias del joven enamorado. Muy poco se sabe de él, solo que al igual que la mayoría de los residentes, comparte el gusto por el alcohol y las fiestas por cualquier cosa.

Entre estos tres personajes, suelen tergiversar los hechos provocando una infinidad de malentendidos dentro de la residencia Ikkoku, que suelen poner trabas para que la vida amorosa de los protagonistas principales fluya con naturalidad.
Con el pasar de los capítulos, nuevos personajes se incluyen, los que ya estaban cambian, empiezan a avanzar, lo que desemboca en nuevos contextos que brindan nuevas situaciones. Sin darse cuenta en que momento, la propia trama se vuelve un torbellino que te atrapa por completo en la elaborada historia de amor entre Godai y Kyoko. Por suerte, la comedia se encarga de salvar el guion en caer en un pozo de tristeza y drama. Cada género tiene su tiempo y ejecución adecuada para lograr algo tan orgánico y ameno que se disfruta en todo momento.

Como todo slice of life, suele buscar avanzar las cosas a punto en concreto para alcanzar el final feliz, aquí en Maison Ikkoku, es un elemento que genera a un mayor sabor de boca en el espectador. Una vez que acabas de mirar los capítulos y te detienes a mirar como inicio todo y como termina, notar el avance de los personajes y las relaciones entre ellos son aspectos que logran involucrar al espectador a un mayor nivel que otras creaciones.

Después de todo, con 96 capítulos, es suficiente para relatar una historia por diversas etapas de la vida joven y cerrarla de forma magistral, en su proceso, al ser algo más apegado a la realidad, uno puede verse de alguna forma identificado con lo que está viendo.

Hablando de partes técnicas, su anime obtiene un sobresaliente, sobre todo en su aspecto musical. La animación en todo momento cuida el dibujado de los personajes, dependiendo de las situaciones, la remarcación en la gesticulación ayuda a abordar las cosas enfatizando más el contexto que se quiere dar. Los detalles no solo se dan con los personajes y sus distintos vestuarios, también los escenarios están debidamente esculpidos, cada escena se acompaña con escenificaciones que magnifican el impacto de las situaciones. Capitulo a capitulo, la calidad va en aumento.

El que la adaptación de su obra animada se diera casi en los últimos años de vida de su manga, fue vital para planificar de mejor forma la adaptación y desarrollo de sus capítulos(hay ciertas cosas que se omiten a comparación de su manga). Además, el director encargado es el mismo que participo en el staff de Urusei Yatsura. Como dato curioso, cuando finalizo Urusei Yatsura, a la siguiente semana comenzó Maison Ikkoku.

Maison_Ikkoku5
Como les comenté, otro aspecto en el cual sobresale es la magnífica dirección musical que tiene. Una gran cantidad de composiciones se crearon para introducir acciones específicas. Para esos momentos de drama, arreglos de violín y piano se encargan de crear una atmósfera magnifica. Mismos instrumentos entre otros crean piezas más alegres para situaciones románticas. Gaitas, tambores, flautas  crean partes que entonan el humor hasta encaminarlo a la ironía.

Aquí no solo se encierra en el uso de instrumentos clásicos para armonizar las escenas, también hay una gran cantidad de canciones de corte j-pop, con intérpretes que dominan letras tanto en japonés como en inglés (clásicos de antaño como Alone Again y Get Down son temas de apertura y cierre respectivamente en un par de capítulos). Sencillamente es una variedad musical que te atrapa y de alguna forma te transporta a épocas pasadas.

Sus Opening y Endings, son bellos lienzos en movimiento, luciéndose mas con temas adecuados de tonos melancólicos en su mayoría. En total hay 5 openings así como 6 endings.

Por lo clásico del género, el uso de clichés es algo habitual, la ejecución de estos es tan única y especial que hacen que la historia se diferencie de posibles idénticos.

En Maison Ikkoku nos encontramos con una historia más compleja, incluso más madura por los diversos aspectos que conlleva, si bien el estelar gira entorno a una historia de amor, de trasfondo encontramos temas que nos hacen preguntar y mirar nuestras propias vidas. Es enfrentarnos a la realidad que nos golpea con duras verdades y saber que no todo es tan fácil. Es conocer adonde quieres llegar, y el trabajo que estás dispuesto a emplear. Además, todo el proceso de pasar página y seguir adelante con la vida de uno, son algunas de las enseñanzas que deja Rumiko Takahashi con este gran trabajo.

Maison_Ikkoku4
Por su propia naturaleza, esta obra es altamente recomendable para diversos públicos, incluso para aquellos no tan familiarizados con el anime. El corte japonés se mantiene a raya brindando un ambiente más amigable para los espectadores. Se podría decir que Maison Ikkoku es la oveja negra de Rumiko Takahashi y no en un sentido negativo. Al desprenderse y marcar su propio camino de otras creaciones de ella, hace este trabajo tan especial, un auténtico clásico que sin duda muchos no deberían perderse.

En definitiva, la obra maestra de Rumiko Takahashi y demuestra su gran ingenio como creadora de historias.

 

Imágenes: © Studio DEEN; Rumiko Takahashi, Shōgakukan.

Publicación por Noe

Comunicólogo en proceso. Apasionado del Fútbol, Videojuegos, Anime y otras cosas. A veces escribo de esos temas.

146 artículos Mi sitio web

Sigue al pediente de nuevo material en

Suscríbete y te avisaremos cuando tengamos nuevos artículos interesantes para ti

  • Sdlion

    Parece la preparación para Love Hina. Que bueno saber de esta obra!

  • miguel pozos

    Mmm (っ˘ڡ˘ς) cuando termine la serié de urusei yatsura la veré.

  • BadResolution

    Ya voy por la tercera vez que disfruto de esta obra ?

  • son93

    es un anime bueno y fue creado por una de las mejores mangakas rumiko takahashi disfrute de ese anime

  • Luis Mendoza

    Este anime dio muchas situaciones o chiches para otros animes, cuando lo vi hace muchos años me encanto, lo e visto como 6 veces, sin duda el anime de los 80´s tenia una magia que cautivaba, este anime me encanta la animacion, los opening y los eding, la musica de fondo, incluso el doblage nuevo que era español ibérico muy bien hehco muy neutral, junto con el de kimagure orange road que es muy similar y de la mismos años son de lo mejor en comedias romantcas, donde los personajes avanzan, lo que mas me usta es la evolucion de los personajes, sin duda muy recomendable!!! mi op favorito es el 4 jeje, gracias por compartir tu opinion!

  • dlcm92

    Bueno recién he terminado de ver el anime y coincido con el artículo. La historia es interesante atrapante y de hecho tiene un toque de mayor madurez de los personajes que no se han visto en otras historias de la misma autora; el final también es concreto no deja cabos sueltos. En resumen es de aquellas historias que uno desea que le pasen en la vida.