Reseñas Anime: “Kami nomi zo Shiru Sekai”

Kami_Nomi_zo_Shiru_Sekai

Esta semana es de las más tristes del año en el fandom otaku, dado que termina el ciclo de temporadas para la mayoría de los animes que se encontraban en emisión. Y uno de ellos fue “Kami Nomi zo Shiru Sekai Megami-Hen” también conocida como la 3ra temporada y “El arco de las diosas” que adapta el manga creado por el artista Tamaki Wakaki.

Lo tengo que admitir, la primera vez que escuche del fenómeno “The World Only Knows” alrededor del 2010, con solo escuchar la sinopsis realmente me aburrí; me pareció a primera instancia una serie de argumento torpe, muy chiche, romanticismos baratos, que a lo mucho serviría para entretener a los seguidores de los “plot-shots” (si saben a lo que me refiero) y comedias escolares sin chiste.

Yokkyun x Keima - Kami no mi zo Shiru Sekai - Por Newpe

Pero hace apenas unos meses decidí darle una oportunidad, para afortunadamente descubrir que me equivoque estrepitosamente al pre-juzgarla de esa manera tan cruel. A cambio de mi incredulidad, Keima, Elsie, Hakua y compañía, me entregaron una serie que instantáneamente pasaría a ser de mis favoritas.

Sinopsis

La historia sigue a Kaima Katsuragi, un estudiante de preparatoria relativamente normal, quien tiene como pasión ser el mejor en los videojuegos “galges” (que consisten en tener citas románticas con chicas 2D). Su talento en dichos juegos, lo ha llevado a ganarse fama en Internet donde es conocido como el “Dios de las conquistas”, título que porta con mucho orgullo, dado que no existe videojuego en el que no pueda ganar.

Un día Keima recibe un e-mail que pidiéndole ayuda para “Conquistar a ciertas chicas”. Imaginandose que se trataba de un juego, nuestro “Dios de las conquistas” responde que acepta entusiasmado el reto; Pero al apenas decir que “si”, aparece de la nada una misteriosa chica que se presenta como Elsie… una demonio que fue enviada con la misión de ser la nueva compañera de trabajo de “Dios-sama”.

Resulta ser que ese “reto” era nada más ni menos que un contrato proveniente del infierno, lugar que requería de alguien para conquistar chicas en el mundo real. La razón de esto, es que existen personas con un “vacío” en el corazón, en el cuál se pueden hospedar malos espíritus provenientes del infierno, por lo que para poder capturarlos primero se tiene que rellenar ese “vació” para expulsar al intruso… y que mejor manera de hacerlo que enamorando a dicha persona.

Al investigar posibles candidatos para dicho trabajo, el renombre que tiene en la red de nuestro protagonista, les hizo pensar a los jefes del infierno que Keima se trataba de un “Don Juan” del mundo real… y no un gamer hardcore.

Lamentablemente cuando se descubre que la experiencia de Keima en el romance se reduce al mundo 2D… ya es muy tarde dado que el contrato está hecho. Por lo que si Keima no cumple con su trabajo, un collar que el infierno le puso explotara, junto uno que también tiene Elsie.

Ahora Katsuragi tendrá que aplicar todos los conocimientos que le han dado los videojuegos en el mundo real, para así conquistar chicas, llenar vacíos y capturar espíritus malignos, si es que quiere salvar (literalmente) su cuello.

Afortunadamente (o desafortunadamente) para Keima, cada que el espíritu es expulsado del cuerpo de las chicas, estas pierden la memoria en todo lo referente a la conquista.

Yo sé muy bien que la sinopsis suena al clásico “Puberto otaku perdedor que se hace popular mágicamente entre chicas, solo para dar fanservice a diestra y siniestra” pero afortunadamente, nada está más lejos de la realidad.

De hecho la serie es casi una antítesis del cliché escolar; y no, no es en su historia lo que la hace brillar, simplemente lo son el cuidado a los detalles y personajes genuinos, que van evolucionando paso a paso y con los que uno puede lograr una empatía muy especial.

Al principio el anime tiene una “Formula” muy marcada para cada mini-historia que dura entre 2 y 3 capítulos. Estos pequeños arcos nos mostraran la personalidad de cada chica y sus problemas, así como la odisea que tendrá que pasar Keima para enamorarle.

Aparentemente, para rellenar el “vacío” de las chicas bastaría con darles un beso y listo. Pero nuestro protagonista va más allá, dado que siempre busca la manera de evitar que ese “vacío” reaparezca nuevamente y va directo a la raíz del problema, obligando a su nueva conquista a enfrentar y conquistar sus miedos e inseguridades que lo provocaron.

Lejos de ser una serie machista, la serie nos presenta muchas chicas, pero cada una con facetas y cualidades muy diferentes, que las hacen únicas y muy especiales. Demostrando que no porque una persona sea “simple en apariencia” o del “montón”, no pueda ser interesante, solo hace falta darle la oportunidad de conocerles.

Uno de los puntos más destacados de la serie es un fantástico sentido del humor presente en todo momento, que en lugar de recurrir a chistes ensayados, nos presenta gags y parodias fantásticas que seguramente tardaras en olvidar. Un detalle que de a pocos y sin abusar de él, logra ser un añadido genial.

Elementos especiales del Anime

El debate eterno sobre “¿Qué es mejor el Anime o el manga?” puede hacer quebrarse la cabeza a muchas personas, mas a mi ver cada formato tiene su espacio, lugar y retos por enfrentar. Por lo que a mi ver esta adaptación, está exactamente al mismo nivel de calidad que el manga; dado ambos que lucen en lo que el formato se los permite.

Lo interesante del trabajo que realizó Manglobe, es que no solo nos narra la historia del manga sin cambios muy drásticos, si no que tomo cada cuadro del mismo casi como un storyboard, respetando bastante bien el trabajo del autor.

Otro de los puntos que sin lugar a dudas suma puntos para Kaminomi, es el hecho de que la fantástica música de Matsuo Hayato, la animación, el timming (o composición de la serie), las actuaciones de voces y visuales en general, logran crear una sinergia perfecta.

Sin lugar uno de los puntos que más cariño terminamos agarrándole los seguidores fue a la música. Tanto la ambientación que va de lo más elegante a lo cómico, hasta los fantásticos openings de “Oratorio The World God Only Knows” (aunque personalmente, creo que el primero es el que se lleva la mayoría de los aplausos).

Controversia sobre el la 3ra temporada

Sin lugar a dudas el “Arco de las diosas” es la única parte del anime… que no fue tan bien acogida por algunos seguidores de la serie. En parte es justificable, dado que los encargados de animar la serie tomaron una decisión muy arriesgada: Saltarse y no adaptar unos 50 capítulos del manga original.

Gracias a esto, muchas de las conquistas de Keima simplemente quedan reducidas a menciones de un par de minutos (en lugar de episodios enteros como estábamos acostumbrados), todo compilado en un pequeño resumen al inicio de la temporada. Por ende una persona que viene de ver la 2da temporada… pondrá un rostro de confusión muy evidente, y seguramente pensará que se saltó algunos episodios al comenzar con “Megami-hen”.

Pero viendo el lado positivo (y haciéndola de abogado del diablo) creo que fue lo mejor que pudieron haber hecho. Verán una serie con una formula tan marcada, puede llegar a ser muy repetitiva y tediosa; por ende pasar directamente a la parte del manga que tiene un arco más definido con una historia grande (y con sus respectivas sub-historias) fue un excelente y merecido descanso para la temática de las conquistas.

Además dado que anime fue adaptado básicamente sin mayores cambios al manga (cosa que se agradece), el estudio se podía tomar el lujo de no adaptar algunos episodios. Por lo que una persona que solo vio el anime, puede pasar directamente a leer los arcos que no fueron animados, como el de Akari, Yui, Sumire, Nanaka, Reiko o Tsukiyo sin forzadamente buscar todos los capítulos que ya vio en la serie (aunque personalmente, aun así los recomiendo leer).

Ahora mi único problema personal con esta temporada que acaba de terminar, es que se perdió en algunos momentos la magia de darle a cada chica su espacio y lugar para poner comedia sosa de «miles de chicas peleándose por su amado». Afortunadamente este tipo de situaciones son contadas, hasta cierto punto no abusaron de dicho recurso.

Conclusiones

Disfrutando absolutamente cada episodio, Kami nomi zo Shiru Sekai es el ejemplo perfecto del como una buena ejecución, personajes genuinos y un excelente trabajo en su adaptación al anime, puede separar a un anime escolar y de comedia romántica de “las del montón”.

Dado que el manga de Wakaki se sigue publicando las esperanzas para una 4rta temporada aún están ahí; personalmente dudo que nos encontremos con un “Kaminomi 2.5” que adapte los arcos que no fueron animados en una nueva temporada, pero igual no descarto que próximamente tengamos OVAs que hagan ese trabajo sucio.

Al final todo dependerá de números y ventas, pero como un nuevo fiel fan de la serie, espero que tengamos más del “Dios de los Galges” por un buen rato.

Imágenes: Newpe;.

Publicación por Feel

Músico amateur, Podcaster y encargado de los contenidos en ChikiOtaku ¿Quieres avisar de alguna nota interesante, tip o sugerencia? No dudes en contactarme vía twitter en @FeelAndCoffee

2706 artículos Mi sitio web

Sigue al pediente de nuevo material en

Suscríbete y te avisaremos cuando tengamos nuevos artículos interesantes para ti