home file-text envelop calendar bubbles user search cog rocket fire heart circle-right circle-left google-plus facebook whatsapp twitter rss youtube

Un repaso por los 125 años de existencia de Nintendo

Nintendo_of_America_Headquarters

Bastante lejanos se ven aquellos primeros pasos que cimentaron el largo camino que tuvo que recorrer Nintendo para lograr lo que es hoy en día. Pues si bien la empresa que todo mundo conoce, en un principio, su realidad era bastante lejana al panorama que ostenta en la actualidad.

Corría el año de 1889 cuando el mundo vio el nacimiento de una empresa dedicada a la producción de barajas Hanafuda, un tipo de Naipe tradicional de Japón que fue inventado en el siglo XVI. Dicha empresa fue conocida en ese entonces como “Nintendo Koppai ” y fue funda por Fusajirō Yamauchi el 23 de Septiembre de ese mismo año.

Aquella compañía se distinguió por su distintiva forma de labrar sus barajas pues un procedimiento completamente a mano fue decisivo para dotar de una gran calidad a sus productos. El éxito de la empresa empezó a subir como la espuma y entrando a un nuevo siglo se colocó como una de las empresas más prosperas de todo Japón, pues la demanda de sus cartas Hanafuda sobrepasaba sus niveles de producción lo que ocasiono que “Nintendo Koppai” empezara a crecer de gran forma.

La entrada de una nueva y decisiva era

11_nintendo_hanafuda_cardsTras el fallecimiento de su fundador y un breve mandato de Sekiryo Kaneda, segundo presidente de Nintendo, el mando de la compañía recae en su nieto Hiroshi Yamauchi, un joven de 22 años sin experiencia alguna sobre los negocios.

Yamauchi causaría grandes cambios a la empresa pues las necesidades del entretenimiento a post de la segunda guerra mundial sufrirían grandes cambios causando que su principal negocio empezara la etapa de declive. Aun así, un gran acuerdo comercial firmado con la famosa empresa estadounidense Walt Disney creo un fructífero mercado de barajas con los personajes licenciados de Disney logrando así tener una gran reserva de dinero que ayudaría a la compañía en su altibajos en la década de los 60s.

La diversificación de Nintendo provoco que la empresa entrara en diversos mercados ajenos a su negocio central entre los cuales se destacaba su participación en una cadena de hoteles, conocidos en Japón como los “Love Hotel”, una compañía de Taxis e incluso llego a comercializar insumos. Simplemente la idea de Yamauchi había perdido rumbo y sentido alguno provocando que aquellas épocas de prosperidad quedaran solamente como un recuerdo del pasado, pues la compañía apenas se sostenía con un pequeño negocio de juegos de mesa.

Entrando en los años 70s, a la órbita de Nintendo entraron dos personas de suma importancia para la empresa pues las ideas de Gunpei Yokoi, un ingeniero de mantenimiento encargado en la fabricación de las cartas Hanafuda, lograron que Yamauchi decidiera centrarse en un solo negocio gracias a una invención suya, la creación de juguetes sofisticados que a lo largo de los años, la tecnología se fue integrando hasta dar paso y evolucionar a lo que hoy conocemos en día como los videojuegos. La otra persona relevante que llego a la compañía en esa década fue el mismísimo Shigeru Miyamoto el cual fue contratado como artista gráfico.

Comenzado los 80s, Nintendo se empezaba a perfilar como hoy en día lo conocemos, pues tras sus tímidos intentos en la fabricación de Hardware con la creación de su primer consola de sobremesa, la Color TV-Game 6, sus intenciones fueron más serias al igual que ambiciosas pues la creación de Game & Watch por Gunpei sentaría las bases del monopolio que actualmente ostenta la compañía en el terreno de las consolas portátiles.

Paralelamente a este proyecto, Shigeru Miyamoto comenzaba a dar sus primero pasos como desarrollador de videojuegos pues tras haber colaborado en distintos desarrollos, su oportunidad llego con la creación de su primer videojuego propio, Donkey Kong el cual fue lanzado en recreativas y posteriormente adaptado a distintas consolas.

Dicho videojuego fue de suma importancia para Nintendo puesto que sirvió para colocarse como líder de una creciente y joven industria de entretenimiento.

El éxito de la opera prima de Miyamoto fue vital para poder penetrar el mercado occidental el cual se veía renuente ante los intentos de entrar en dicho mercado por parte de la empresa japonesa.

 

 

Rescatando la industria de los videojuegos tras la crisis de 1983

Completamente rodeados del éxito gracias a sus dos productos estrella, en 1983 llego la Famicom a Japón acuñando otro logro más a la historia de Nintendo como creador de Hardware. Tras dicho éxito, Hiroshi Yamauchi considero lógico dar el gran paso y traer la consola a Norteamérica bajo una nueva versión de esta, su nombre comercial era “NES”.

En ese entonces, contrario a la alegría que vivía Nintendo, la industria de los videojuegos en general venía a la clara baja, un hecho que fue provocado por una severa crisis que azotaba al sector hasta el grado de hacerlo desaparecer por completo debido a las bajas ventas de hardware y software. La causa se debió a la proliferante cantidad de juegos basura que se habían creado sin los mínimos estándares de calidad en su proceso. Probablemente el caso más sonado es la creación del videojuego basado en E.T el Extraterrestre. El fracaso de dicha adaptación simplemente llevo a su creadora, Atari a dar la cara a los severos problemas económicos pues sus deudas y gastos sobrepasaban sus ingresos.

Ante este panorama desolador, Nintendo incursiono en occidente en 1985 con estrategias bastantes fuertes para su “NES”, entre ellas, la que más se destacaba era un fuerte control de calidad para la publicación de títulos en su plataforma.

Gracias a la medidas optadas por Yamauchi, el Nintendo Entertainment System (NES) revitalizo una industria en decadencia gracias al enorme éxito que cosechaba la consola en territorio ajeno para los japoneses, pues juegos como Super Mario Bros, Metroid, The Legend of Zelda, Mega Man II, Final Fantasy, Metal Gear entre otros solo fueron posible gracias al “Seal of Quality” que daba Nintendo a los videojuegos  publicados en su plataforma.

Los éxitos seguían y seguían acumulándose, pues si bien el NES fue un éxito comercial, la plataforma vio el nacimiento de las franquicias más importantes para la industria y al igual que de Nintendo; Mario Bros y The Legend of Zelda, ambas sagas creadas por la eminencia de Shigeru Miyamoto.

El siguiente titan que vislumbro luz  a finales de los 80s fue la siguiente creación de Gunpei Yokoi: el Game Boy. Un sistema bastante avanzado a comparación de su predecesor pues permitía cartuchos de juegos intercambiables, el primero de su tipo. La marca logro ser un éxito sin precedente alguno pues la compañía japonesa decidió quedarse con ese nombre clave y lanzar nuevo hardware bajo la insignia estelar de GameBoy, un nombre comercial que duro hasta el cambio de relevo liderado por el Nintendo DS en un nuevo siglo.

Cediendo la gloria a PlayStation

Tras una exitosa década, los 90s dejaron un mar de contrastes para la compañía pues fracasos como la Virtual Boy y CD-i fueron los primeros errores en la historia de éxito que Nintendo había labrado como desarrollador y creadora de hardware y software dedicado a videojuegos, además la compañía tuvo que lidiar con un nuevo competidor que logro arrebatar gran parte de su mercado meta.

Anteriormente, Nintendo y Sony habían acordado desarrollar y lanzar un accesorio que permitiera la lectura de CD-ROM en sus consolas, sin embargo, a pesar de que las negociaciones estaban más que adelantadas. Un despiste en las clausulas dentro del contrato logró que Hiroshi Yamauchi se retractara y diera por terminada la corta relación laboral que llegaron a sostener ambas empresas japonesas.

El resultado de aquel acto, fue el nacimiento de una de sus mayores rivales comerciales, la marca PlayStation creada por Sony.

La 5° generación de videojuegos fue completamente dominada por la sobremesa de Sony, puesto que la primer PlayStation tomo las ideas principales del proyecto que había realizado con Nintendo en conjunto, e implemento la lectura de CD-ROM a su retoño, un hecho que la dejo en considerable ventaja frente al Nintendo 64 el cual, debido a las amargas experiencias con el uso de CD, opto por seguir usando los cartuchos como medio de almacenamiento para sus obras.

Al final, el marcador dejo casi 105 millones de PlayStation vendidas frente a las austeras 35 millones que movió el Nintendo 64.

La posterior generación a esta, el panorama seguía con dos vertientes, por un lado el GameBoy Advance daba la cara por Nintendo en el ámbito de las consolas portátiles manteniendo un reinado con puño de hierro, título que se ganó a pulso principalmente por la fiebre amarilla que significo la creación de la marca Pokémon y otros títulos de gran calidad.

Sin embargo, la marca PlayStation nuevamente le llevaba una clara ventaja con su PS2 el cual, prácticamente aplasto al Game Cube. El fracaso comercial de dicha consola solo significo una cosa, la renuncia a la dirección general de Nintendo por parte de Yamauchi en el año del 2002 cediendo así el mando de la compañía a Satoru Iwata.

Un nuevo aire liderado por la innovación y el valor agregado a sus productos.

Con la llegada de un nuevo director ajeno al apellido Yamauchi, comenzaba una nueva era en la cual, Iwata al implementar su visión en la industria llegó a la conclusión de que la compañía seguía los pasos equivocados que los llevaría a un futuro incierto. Simplemente aquella guerra que mantenían con su compatriota Sony y la recién llegada Microsoft, la estaba perdiendo Nintendo.

Aquella batalla de desgaste monetario era algo que Nintendo no podía soportar, razón por la cual, bajo la dirección de Satoru Iwata entro en un nuevo enfoque que buscaba nuevos horizontes jamás explorados. Dicha visión sería posible gracias a dos elementos, la innovación continua y el valor agregado a sus productos. Con ese nuevo plan, la empresa japonesa se retiraba de la competencia para buscar un nuevo mercado que explotar libre de competidores.

La nueva dirección a la que se dirigía Nintendo dio resultados inesperados pues tanto el Nintendo DS, el sucesor director de la mítica GameBoy y el Wii fueron éxitos rotundos que llenaron las arcas de la compañía.

Ambas consolas significaron una revolución pues seguía caminos completamente separados al de la competencia, pues mientras que ellos se centraban en dotar de poder de procesamiento a su hardware. Nintendo decidió implementar nuevos estilos de juego apoyados con la “Double Screen” del DS y los controles de movimientos con el Wii.

Al final, la jugaba salió positiva para Satoru pues su retoño portátil logró convertiste en la consola más vendida del mundo superando al PlayStation 2 y su sobremesa salió ventajosa en esa generación frente al resto.

El presente y su futuro…

Actualmente, la compañía liderada por Satoru Iwata pasa por una época de turbulencias que poco a poco parece estabilizarse los cielos que surca. Los días de temor en torno al inminente fracaso que resonaba en la red profetizando el fracaso del Nintendo 3DS quedaron atrás y no solo eso, hoy en día, dicha portátil cuenta con una salud inmejorable dando la cara por su hermana que de igual forma, presenta síntomas de mejoría.

La historia cambia cada día y si alguien ha demostrado la suficiente capacidad y adaptarse a un nuevo entorno, esa es Nintendo que a lo largo de sus 125 años, una gran cantidad de anécdotas han servido para cimentar un legado que muy pocas podrían presumir. Tanto en sus bajos momentos, como en épocas de bonanza, Nintendo siempre ha sido capaz se sorprender a propios y extraños con el diseño de sus obras que logran despertar un sinfín de emociones en sus audiencias apoyado en una sola razón, la diversión.

Imágenes: © Nintendo.

Publicación por Noe

Comunicólogo en proceso. Apasionado del Fútbol, Videojuegos, Anime y otras cosas. A veces escribo de esos temas.

146 artículos Mi sitio web

Sigue al pediente de nuevo material en

Suscríbete y te avisaremos cuando tengamos nuevos artículos interesantes para ti